Producto difícil de entender, la CNMV considera que no es adecuado para inversores minoristas debido a su complejidad y riesgo. Operar en divisas (Forex) y CFD implica un elevado nivel de riesgo. Las pérdidas pueden sobrepasar sus depósitos.